Cooperación para la acción climática, reducción de contaminantes y protección de la biodiversidad en las ciudades mexicanas

/ noviembre 24, 2022

La urbanización de México en las últimas décadas ha generado impactos ambientales y climáticos que perjudican el bienestar de su población y el desarrollo sustentable del país.

Debido al rápido crecimiento urbano, las ciudades generan la mayor parte de las emisiones contaminantes, acelerando los efectos del cambio climático como islas de calor, precipitaciones extremas, inundaciones, altos índices de contaminación atmosférica, escasez de agua, entre otros, los cuales tienen impactos cada vez más fuertes en el país.

Otro de los grandes retos derivado de la urbanización es el transporte de personas y de mercancías de un manera limpia e inteligente. En México, el sector de transporte aporta una cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). Adicionalmente, afecta de manera importante a la calidad de aire y la salud de la población.

Pero las ciudades no solo generan estos problemas, sino que también los sufren. Sin embargo, las ciudades pueden ser parte de las soluciones verdes e incluyentes.

Ante este panorama, con el Encuentro de Ciudades Sostenibles, en la Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable (GIZ) en México promovimos un espacio de diálogo e intercambio de propuestas y soluciones innovadoras para la acción climática, reducción de contaminantes y protección de la biodiversidad desde la perspectiva local a nacional impulsada por la colaboración entre Alemania y México.

Con este evento impulsamos la cooperación y sinergia entre los sectores público, privado, sociedad civil, academia y juventudes para el fortalecimiento de la acción pública en México, así como la consolidación y promoción de mecanismos de financiamiento y sustentabilidad.

En el Encuentro de Ciudades Sostenibles se intercambiaron propuestas y soluciones innovadoras para la acción climática, reducción de contaminantes y protección de la biodiversidad en las ciudades mexicanas.
En el Encuentro de Ciudades Sostenibles se intercambiaron propuestas y soluciones innovadoras para la acción climática, reducción de contaminantes y protección de la biodiversidad en las ciudades mexicanas. Foto: GIZ México

Desarrollo urbano sustentable

En la GIZ impulsamos un modelo de ciudad sustentable que crezca ordenadamente y respete los límites ecológicos. Asimismo, buscamos que sea un modelo inclusivo al considerar las necesidades de todos los sectores de la población, que además cuente con más y mejores espacios verdes y una buena calidad ambiental y que sea resiliente al incorporar soluciones para hacerle frente a los impactos del cambio climático.

Por ello, el primer día del Encuentro de Ciudades Sostenibles reunió a especialistas, tomadores de decisiones y demás impulsores de la infraestructura verde, adaptación al cambio climático y el desarrollo urbano sostenible en México, para dialogar y compartir experiencias prácticas sobre el diseño e implementación de iniciativas en el país.

Una de las situaciones que se reconoció fue el rápido crecimiento de los asentamientos humanos que orilla a las personas a instalarse en zonas que alteran los ecosistemas, incluyendo los costeros, al mismo tiempo que impide un desarrollo digno para los habitantes, quienes carecen de servicios básicos en su día a día.

Javier Garduño, Director de la Unidad de Planeación y Desarrollo Institucional de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), dijo que es posible ponerse a trabajar de manera comprometida desde el barrio hasta las ciudades, “si bien podemos decir que el panorama es un poco pesimista, también podemos decir que trabajando en equipo se puede lograr que la gente se preocupe por su entorno, por sus espacios y alcanzar una transformación social, económica y ambiental”.

Visita al Parque Cuitláhuac, en la Alcaldía Iztapalapa en Ciudad de México, un espacio público donde confluyen elementos de infraestructura verde, economía circular, recreación, entre otros.
Visita al Parque Cuitláhuac, en la Alcaldía Iztapalapa en Ciudad de México, un espacio público donde confluyen elementos de infraestructura verde, economía circular, recreación, entre otros. Foto: GIZ México

También se reconoció el papel de las personas en las ciudades ya que son ellas quienes deciden cómo será su vivienda y son ellas quienes deberían ser los receptores de las campañas, políticas y consejos en favor de la sustentabilidad. Se destacó que toda política de sustentabilidad debe estar centrada en las necesidades de las personas y suceder de modo orgánico y natural, no como algo añadido a su entorno.

“La sustentabilidad es algo que debe ocurrir de manera natural en las viviendas, no algo que sea como un pegote”.

Claudia Acuña, Coordinadora Nacional de Autoproducción, Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT)

En ese sentido se presumió el caso del proyecto del “Parque Hundido Pedro Sánchez”, en la ciudad de San José del Cabo, en Baja California Sur, con el que se mejorara la resiliencia urbana ante los efectos del cambio climático a través de la rehabilitación de espacios públicos de la mano de la participación ciudadana.

Bárbara Scholz, Asesora de la División de Desarrollo Urbano del Ministerio Federal alemán de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ), resaltó que en la Agenda 2030 se señale la importancia de las ciudades no sólo como receptoras de las políticas de desarrollo sustentable, sino también como actores activos en la toma de decisiones para enfrentar los desafíos en torno a energía y cambio climático.

También se habló de las ciudades esponja, un modelo de ciudad capaz de lidiar con inundaciones y otros problemas hídricos urbanos a través de tecnología necesaria para absorber el agua, descontaminarla y reusarla para riego y otras actividades humanas.

“Una ciudad esponja se caracteriza por estar protegida desde afuera, desde el mar de estas marejadas ciclónicas en la medida de lo posible”.

Holger Matthäus, Senador de Infraestructura, Medio Ambiente y Construcción de la ciudad alemana de Rostock.

Gonzalo Llosa Talavera, coordinador de Proyecto Ciudades Sostenibles, GEF-WWF, Ministerio de Medio Ambiente Perú, destacó la importancia de que sociedad y gobierno actúen juntos tejiendo redes de apoyo a fin de que esos esfuerzos aislados se unan a través de procesos de gobernanza que permitan construir modelos de apoyo a las ciudades costeras.

Durante esta discusión se comprendieron las afectaciones en las ciudades costeras fruto de los procesos de urbanización y su impacto en la calidad de los recursos hídricos; asimismo se reconoció que el trabajo conjunto entre sociedad y gobierno ayuda a hacer frente a la pérdida de biodiversidad en las ciudades costeras mexicanas.

El evento reunió a representantes de los sectores público, privado, sociedad civil, academia y juventudes.
El evento reunió a representantes de los sectores público, privado, sociedad civil, academia y juventudes. Foto: GIZ México

Movilidad urbana sustentable

Desde la GIZ impulsamos el derecho a la movilidad, que se enmarca en la Ley General de Movilidad y Seguridad Vial (LGMSV), como el derecho de toda persona a trasladarse y a disponer de un sistema integral de movilidad de calidad, suficiente y accesible que, en condiciones de igualdad y sostenibilidad, permita el desplazamiento de personas, bienes y mercancías.

Durante el segundo día del Encuentro de Ciudades Sostenibles, se reflexionó y se compartieron experiencias e iniciativas de movilidad que se impulsan desde diferentes sectores para atender las problemáticas ambientales, económicas y sociales generadas por el transporte.

Se dijo que la movilidad eléctrica se debe extender al transporte de pasajeros y de carga ya que son los que emiten más emisiones contaminantes en México debido a la edad de las flotas vehiculares. Esto ayudaría a reducir no solo los gases de efecto invernadero, sino también contaminantes climáticos de vida corta, como el carbono negro, que afecta la salud de las personas. Sin embargo, se reconoció que uno de los retos en México es la infraestructura para la red de carga eléctrica.

También se reconoció que los cuidados familiares son el principal motivo de viaje de las mujeres, sin embargo, la mayoría de las ciudades mexicanas carecen de datos que incluyan este componente para atender a este segmento de la población a través de las políticas públicas.

Respecto al enfoque de seguridad y género, Gabriela de la Torre Ríos, gerente del proyecto de electromovilidad en el World Resources Institute (WRI) en México, enfatizó que las mujeres, las niñas y las adolescentes viven otro tipo de vulnerabilidades en el territorio y en el espacio público que tiene que ver con la violencia sexual y que además tienen una percepción de seguridad distinta, y, por consiguiente, las políticas, programas y líneas de acción deberían estar encaminadas con base en estos marcos de referencia: la violencia que se vive en el espacio público de manera cotidiana y la inseguridad pública que se puede vivir.

(de izq. a der.) Mabel Almaguer (Sedatu), Mariana Aragón (Mujeres en Movimiento), Gabriela de la Torre Ríos (WRI) y Adriana Zenteno (Mujeres en Movimiento), panelistas del conversatorio “Movilidad con perspectiva de género”.
(de izq. a der.) Mabel Almaguer (Sedatu), Mariana Aragón (Mujeres en Movimiento), Gabriela de la Torre Ríos (WRI) y Adriana Zenteno (Mujeres en Movimiento), panelistas del conversatorio “Movilidad con perspectiva de género”. Foto: GIZ México

En cuanto a la movilidad inteligente se reconocieron algunas de sus características: eficiencia, sostenibilidad, seguridad, conexión, accesibilidad, flexibilidad, automatización y buena experiencia al usuario. Sin embargo, también se reconocieron algunas de las necesidades actuales, como la integración de sistemas de pago que unifiquen los cobros por servicios tanto de transporte público, como de combustible, estacionamientos, entre otros.

Estas son algunas acciones y herramientas digitales que ayudan a la movilidad en las ciudades presentadas en el segundo día del evento:

  • En la ciudad de León, Guanajuato, se implementó un programa de bicicleta pública con un sistema sin anclaje vinculado mediante una aplicación, programa que actualmente está en reestructuración.
  • La Calculadora +Bici,-CO2, creada con el apoyo de la GIZ, que permite estimar la cantidad de emisiones mitigadas debido al incremento del uso de la bicicleta.
  • Los contadores ciclistas que permiten identificar el efecto positivo de la infraestructura ciclista correctamente habilitada.
  • En Guadalajara, Jalisco, los parquímetros automatizados que funcionan a través de una plataforma virtual que permite pagos digitales, así como el un control de regulación administrativo. Además, se implementó una Plataforma de Infracciones de Movilidad (PIM).
  • Con el apoyo de la GIZ, EZ Parking, una plataforma digital que facilita la ubicación, reserva y monitoreo de bahías de carga y descarga de mercancías.
  • Where Is My Transport, empresa que mapea el sistema de transporte para optimizar y mejorar la experiencia del viajero a través del uso de datos.
  • Con la plataforma DATUM se busca replicar el esfuerzo comunitario de activistas para mapear el transporte no estructurado en África y traer este modelo a América Latina.
  • Dat´s Why, empresa enfocada en procesar y dar sentido a datos, como desplazamientos, patrones de comportamiento y gustos, sobre todo en áreas donde aún no se cuenta con información estadística.
EZ Parking es una plataforma digital que facilita la ubicación, reserva y monitoreo de bahías de carga y descarga de mercancías.
EZ Parking es una plataforma digital que facilita la ubicación, reserva y monitoreo de bahías de carga y descarga de mercancías. Foto: GIZ México

Transporte público inteligente, inclusivo y sustentable en México

Con el objetivo de mejorar la calidad y eficiencia del transporte público en México a nivel nacional y subnacional, durante el Encuentro de Ciudades Sostenibles se presentó el proyecto “Transición hacia un Sistema Integrado e Inteligente de Transporte Público en México” (TranSIT), implementado por la GIZ México por encargo del Ministerio Federal alemán de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ, por sus siglas en alemán).

A partir de 2022 y hasta 2026, la GIZ México trabajará en coordinación con Sedatu y los estados de Oaxaca, Yucatán y Puebla y la ciudad de León, así como con actores y organizaciones clave dentro del sector.

Como parte de esta colaboración se desarrollarán instrumentos para mejorar los procesos de toma de decisión; se implementarán proyectos piloto de transporte público inteligente, inclusivo y amigable con el clima en las regiones seleccionadas; se fortalecerán las capacidades técnicas de los tomadores de decisiones; y se buscará promover el intercambio de conocimientos y lecciones aprendidas entre los actores clave del sector.

(de izq. a der.) Alejandro González Poveda (Yucatán,) Álvaro Lomelí Covarrubias (Sedatu), Isabel von Griesheim (GIZ), Cynthia Chávez (León) y Elsa María Bracamonte (Puebla) durante el lanzamiento del nuevo proyecto de transporte público de la GIZ.
(de izq. a der.) Alejandro González Poveda (Yucatán,) Álvaro Lomelí Covarrubias (Sedatu), Isabel von Griesheim (GIZ), Cynthia Chávez (León) y Elsa María Bracamonte (Puebla) durante el lanzamiento del nuevo proyecto de transporte público de la GIZ. Foto: GIZ México

Gestión de residuos

Actualmente, en la GIZ México nos enfocamos en atender la problemática de la gestión de residuos plásticos para evitar su entrada a los océanos y ecosistemas costeros. Esto lo hacemos a través del fortalecimiento de las capacidades de los actores locales, involucramiento a las empresas en iniciativas multisectoriales, apoyo a la construcción de estrategias para la prevención y manejo sustentable del plástico y sus residuos con un enfoque de economía circular, así como el intercambio de experiencias y buenas prácticas entre gobiernos, organizaciones de la sociedad civil y empresas a nivel nacional y regional.

Durante el tercer y último día del Encuentro de Ciudades Sostenibles se compartieron experiencias y herramientas para prevenir el consumo de plásticos y el fortalecimiento de su gestión.

Guadalupe García, asesora Ambiental del Municipio de Santa María del Tule, en Oaxaca, compartió algunas de las acciones ambientales del programa municipal para la prevención y gestión de los residuos sólidos urbanos, que se rige por el sistema normativo indígena, es decir, su máxima autoridad es una asamblea comunitaria, la cual ha demostrado responsabilidad y conciencia para proteger su medioambiente y hacer una disposición adecuada de los residuos.

Por ejemplo, a partir de una convocatoria del Instituto Estatal de Ecología, junto con la GIZ México, se generó un programa municipal donde intervinieron tanto autoridades como la población civil, quienes se comprometen a entregar todos sus residuos separados. Los residuos valorizables son vendidos y entregados a la Tesorería municipal mientras que los residuos orgánicos van a dar a los terrenos ejidales para la mejora del suelo de cultivo. Además, para fortalecer este trabajo se realizan campañas de limpieza.

La GIZ lleva más de 15 años trabajando en el tema de gestión de residuos en México.
La GIZ lleva más de 15 años trabajando en el tema de gestión de residuos en México. Foto: GIZ México

Por otro lado, Wendy Santaolaya, consultora en temas de sustentabilidad en turismo de SUSTENTUR A.C., señaló algunos de los problemas de la generación de residuos que terminan en los océanos derivados del sector turístico, tanto de restaurantes y hoteles como de actividades turísticas en las costas. También presentó la “Guía práctica para la disminución de plásticos innecesarios en el sector hotelero y turístico”, que se lanzó en 2018 como resultado de un trabajo coordinado entre los sectores público y privado y el apoyo de instancias internacionales como la GIZ.

Mientras que Benjamín Bongardt, jefe de la División de Economía Circular, Conservación de Recursos, Contratación Pública Verde y Limpieza Urbana en el Departamento de Medio Ambiente, Movilidad Urbana, Protección del Consumidor y Acción Climática del Senado de Berlín, presentó la estrategia de cero residuos de Berlín que parte del Plan 2020-2030 para Residuos de la Construcción y Lodos de Depuradora, la cual está basada en la economía circular, que indica que las materias primas sean recicladas para que se puedan usar el mayor tiempo posible.

En otro de los paneles, se explicó que la intermunicipalidad en la gestión de residuos significa un sistema de residuos eficiente, la inclusión de la economía circular y el aseguramiento del financiamiento sostenido para que los proyectos alcancen los objetivos de saneamiento, responsabilidad ambiental, del deber normativo y de asociación normativa para ofrecer servicios públicos de calidad.

Durante la ponencia magistral, Lizbeth Cruz Carbajal, Directora de Gestión Integral de Residuos de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), ofreció acompañamiento a municipios y estados que no tienen vigente como política pública nacional los programas para la prevención y gestión de los residuos.

Foro “Ventajas y retos para la intermunicipalidad”.
Foro “Ventajas y retos para la intermunicipalidad”. Foto: GIZ México

Oportunidades de financiamiento para proyectos sustentables

En el último panel del evento se expusieron opciones de financiamiento para proyectos sustentables en las ciudades.

Entre las opciones que expuso el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (BANOBRAS) se encuentran el asesoramiento legal y asistencia técnica a proyectos y coadyuvar a gobiernos locales y personas privadas con opciones de fondo perdido y alternativas para buscar un crédito. También busca capacitar a funcionarios y gobiernos locales para que tengan un fortalecimiento financiero.

Por otra parte, Nacional Financiera (Nafin) dijo que otorgan financiamiento a proyectos cuyos recursos estén etiquetados con un componente de sostenibilidad, ofrecen bonos de chatarrización en transporte para dar paso a tecnologías limpias, entre otros.

Sedatu presentó el manual de Instrumentos para el Financiamiento de la Ciudad, derivado del Curso para la Valorización de la Gestión del Suelo, mientras que el Instituto del Sur presentó opciones para fortalecer la recaudación local a través de instrumentos previstos actualmente en la ley, como la contribución de mejoras, conocer cómo están los catastros en las ciudades, entre otros mecanismos.

Protección del clima en la política urbana de México

El Encuentro de Ciudades Sostenibles también fue un espacio para dar cierre a cinco años del proyecto “Protección del clima en la política urbana de México” (CiClim), por encargo del Ministerio Federal alemán de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza, Seguridad Nuclear y Protección de los Consumidores (BMUV por sus siglas en alemán), y que forma parte de la Iniciativa Climática Internacional (IKI).

En distintos momentos, representantes del gobierno federal, gobiernos municipales, asociaciones civiles, sociedad civil y otros organismos expusieron lo que significó trabajar con la GIZ a través de este proyecto.

Julia Montalvo narró su experiencia al formar parte de la Biciescuela con perspectiva de género, en la ciudad de León, Guanajuato, donde no sólo le enseñaron a utilizar la bicicleta como medio de transporte, sino que las herramientas que le dieron también le han ayudado a empoderarse como mujer.

En otro momento, se resaltó la importancia del trabajo conjunto en proyectos de justicia social y cambio climático, destacando la necesidad de hacer alianzas con asociaciones civiles, al mismo tiempo que tener las herramientas para crear acuerdos y concretar acciones en torno al mejoramiento urbano, planes de movilidad y el crecimiento hacia el futuro, donde la tecnología es una parte importante en los procesos.

Además, el trabajo de la GIZ a través de este proyecto ha incidido en el Plan de Mejoramiento Urbano (PMU) de Sedatu y la recién aprobada Ley General de Movilidad y Seguridad Vial (LGMSV).

Invitamos a consultar otros de los resultados e iniciativas del proyecto en los siguientes enlaces:

Contrapartes, aliados y equipo de GIZ durante el cierre del proyecto de Ciudades y Cambio Climático.
Contrapartes, aliados y equipo de la GIZ durante el cierre del proyecto de Ciudades y Cambio Climático. Foto: GIZ México

El Encuentro en números

A continuación presentamos algunos datos relevantes del evento:

  • Más de 550 asistentes presenciales en total durante los tres días
  • Más de 30 ciudades invitadas
  • Más de 5 estados invitados
  • Más de 20 cárteles de investigación académica expuestos
  • Un taller sobre la NOM-SEDATU-001-2021, Espacios Públicos en los Asentamientos Humanos
  • Una visita al Parque Cuitláhuac, en la Alcaldía Iztapalapa en Ciudad de México
  • Una visita al relleno sanitario en el municipio de Tlalnepantla en Estado de México

“Dada la complejidad e interdependencia de los diferentes temas y sectores en una ciudad, el ingrediente más importante es la confluencia de las diferentes perspectivas en una visión común dirigida a poner el centro a las personas sin detrimento del planeta y el bienestar”.

Marita Brömmelmeier, Directora Residente de la GIZ en México.
Se expusieron más de 20 cárteles de investigación académica.
Se expusieron más de 20 cárteles de investigación académica. Foto: GIZ México
Compartir