Integración de una Norma Técnica de Infraestructura Verde para la ciudad de Torreón

IMPLAN Torreón* / diciembre 9, 2021

Las ciudades juegan un papel esencial en el contexto del calentamiento global; a pesar de ocupar únicamente el 3% del territorio, son responsables de la emisión del 80% de los Gases de Efecto Invernadero (GEI). Es durante el desarrollo de las urbes que se transforma el entorno natural para dar paso al entorno urbano, un espacio compuesto por edificaciones, banquetas, vialidades, sustituyendo el suelo natural por suelo cubierto por asfalto y concreto.  

Es a través de su composición que las ciudades se convierten en fuentes generadoras de calor, contribuyendo a los efectos del cambio climático. Dentro de estos efectos se encuentra la presencia de fenómenos meteorológicos más intensos, sequías, incendios forestales, desbordamientos de ríos y lagos, entre otros, que afectan a la población de las ciudades, especialmente a aquella en situación vulnerable.

A partir de esto es necesario destacar que las áreas verdes en los espacios urbanos desempeñan servicios culturales y de regulación muy importantes, por ejemplo, proporcionar oxígeno, capturar contaminantes, regular la temperatura, contribuir a la recarga de los mantos freáticos, además de incrementar la biodiversidad, mejorar la imagen urbana, atribuir al aumento de plusvalía y fortalecer la identidad local a través del uso de la vegetación endémica, entre otros aspectos.

Según estudios realizados en el Instituto Municipal de Planeación y Competitividad de Torreón (IMPLAN), en Torreón se cuenta con 4.2 m2 de área verde por habitante. De acuerdo con el Atlas Municipal de Peligros y Riesgos de Torreón, realizado en 2020, debido a la morfología de la ciudad, Torreón es una zona vulnerable a eventos hidrometeorológicos, ya que, al contar con pocas áreas verdes, es susceptible a óndas cálidas e inundaciones pluviales.

Según estimaciones del Atlas Municipal de Peligros y Riesgos de Torreón, se espera un aumento de 5 grados centígrados en temperaturas máximas urbanas para los próximos 50 años.

Espacio público como áreas de oportunidad para intervenir con Infraestructura Verde y mitigar inundaciones en la Ciudad de Torreón. Fotos: IMPLAN Torreón (2021)

Aunado a esto la ciudad se encuentra en una superficie con pendientes casi nulas que oscilan entre los 0 y 6 grados. Esto genera una problemática en torno a inundaciones pluviales, ya que, en la temporada de lluvia, que comprende los meses de junio a octubre, las precipitaciones se presentan en lluvias torrenciales de alta intensidad y poca duración, lo que provoca el colapso de la escasa infraestructura pluvial y el agua se acumula naturalmente en la planicie de la ciudad.

Tomando en cuenta que el calentamiento global amenaza con incrementar la presencia de estos fenómenos hidrometeorológicos es que se ha vuelto indispensable para la Ciudad de Torreón replantear los instrumentos de ordenamiento territorial e incluir criterios que abarquen estrategias para mitigar los efectos del cambio climático.

Es así como surge la infraestructura verde como estrategia para solucionar las antes mencionadas problemáticas de la Ciudad de Torreón. Dicho elemento es de reciente aparición en las agendas gubernamentales, y por este motivo se encuentra aún en proceso de consolidación dentro del marco jurídico. Aun así, ha ido abriendo camino para convertirse en un elemento importante a considerar dentro de la planeación urbana, ámbito en el cual cada vez se da mayor importancia al entorno natural y su integración con el entorno urbano.

Entre las definiciones institucionales más citadas está la de la Comisión Europea que define la infraestructura verde como una “red estratégicamente planificada de áreas naturales y seminaturales con otras características ambientales diseñadas y administradas para ofrecer una amplia gama de servicios ecosistémicos”.

Ésta incorpora áreas verdes en distintas escalas, se presenta en el ámbito rural y urbano y permite proveer múltiples beneficios, como mejora de la calidad de vida, protección de la biodi­versidad y ofrece servicios como la reducción del riesgo de desastres, la recarga de los acuíferos, mejora en la calidad del aire, mayor oferta de espacios recreativos, mitigación y adaptación al cambio climático.

Los trabajos del IMPLAN entorno a soluciones basadas en Infraestructura Verde dan inicio con la elaboración del Plan de Infraestructura Verde, un instrumento que aterriza las problemáticas encontradas a partir del Atlas Municipal de Peligros y Riesgos de Torreón, y que dictamina una serie de líneas estratégicas para atender estas problemáticas.

De igual manera, a partir de la actualización del Reglamento de Desarrollo Urbano y Construcción, se ha buscado la obligatoriedad en la aplicación de estos sistemas tanto en el ámbito público como privado. Sin embargo, el municipio carecía de un instrumento normativo que especificara los detalles técnicos para asegurar la correcta implementación de los sistemas.

Ejemplificación de las problemáticas entorno a inundaciones pluviales en Torreón. Fotos: IMPLAN Torreón (2020)

Es así como inicia el trabajo del desarrollo de las Normas Técnicas de Infraestructura Verde para el Municipio de Torreón, Coahuila como parte de los trabajos de colaboración con la Cooperación Alemana al Desarrollo Sustentable (GIZ) en México, en específico a través del proyecto Protección del Clima en la Política Urbana de México (CICLIM), que trabaja por encargo del Ministerio Federal alemán de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza y Seguridad Nuclear (BMU).

El proceso inició con la elaboración del Manual de Infraestructura Verde para Torreón, que busca ofrecer a la sociedad un documento para fácil consulta de la información local necesaria para ejecutar las técnicas a micro y macro escala en su contexto y el fortalecimiento de una red de espacios verdes, por lo tanto, se proponen las siguientes líneas estratégicas.

  • Instalación y densificación de áreas verdes.
  • Manejo e implementación de corredores biológicos.
  • Implementación de técnicas de Infraestructura Verde a micro y macro escala.

El Manual se desarrolla a partir de un escenario local, por lo tanto, va acompañado de un inventario de 63 especies de vegetación nativa para implementarlas en los sistemas micro y macro escala. Dentro de los sistemas de micro escala se incluyen técnicas como: jardín microcuenca, jardín de lluvia, pozo de infiltración, drenaje francés, pavimentos permeables, cisternas, techos verdes y muros verdes. Mientras en macro escala se encuentran presas filtrantes, zanja bordo, reforestación, anti-erosión, ríos y llanuras de inundación, parques naturales, canales urbanos, bosques urbanos y parques hídricos. Cada sistema se integra fichas técnicas con detalles constructivos y representación gráfica.

A partir de la información generada en este manual es que se integran las Normas Técnicas de Infraestructura Verde. Estas consisten en una serie de requisitos que se deben cumplir con los criterios establecidos en cada una de las técnicas y cálculos necesarios, así como la definición de mecanismos de mantenimiento y seguimiento que permitan generar las soluciones a nivel municipal e integrar la red de espacios verdes con visión sistémica en el área urbana.

Es a través de estos instrumentos que se espera dar a conocer los sistemas de Infraestructura verde a la sociedad, lograr la apropiación de los conceptos y el conocimiento de sus múltiples beneficios. De esta manera se podrá asegurar no solo la aplicación de Infraestructura Verde en nuevos proyectos a realizar, si no la implementación en la ciudad construida, dando así solución a las principales problemáticas entorno al cambio climático, a través de una mayor oferta de espacios verdes y, por consiguiente, una mejor calidad de vida.

Las lluvias torrenciales provocan el colapso de la escasa infraestructura pluvial y el agua se acumula naturalmente en la planicie de la ciudad de Torreón. Foto: IMPLAN Torreón (2020)

* Instituto Municipal de Planeación y Competitividad de Torreón

Compartir